Miércoles, Abril 24, 2024
Miércoles, Abril 24, 2024
ad_andes
ad_andes_m

El vaciamiento de la democracia: ¿¡viva la libertad carajo!?

Diego Palomo, abogado y académico de la Universidad de Talca.

El Gobierno de Milei ha enviado al Congreso un proyecto de ley para declarar la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria, administrativa y social hasta el 31 de diciembre de 2025.

El proyecto de ley de “bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos” declara la emergencia pública hasta el 31 de diciembre de 2025, y podrá ser prorrogado por el Ejecutivo por otros dos años, es decir, hasta el final del mandato del “León”.

Por este lado de la Cordillera sus socios de ultra derecha guardan silencio o aplauden en privado por razones estratégicas.
Esto, a pesar que el proyecto de ley presentado por el Gobierno de Javier Milei para declarar la emergencia económica y en muchos otros ámbitos en Argentina hasta 2025 plantea o debe plantear severas preocupaciones sobre el estado de la democracia en ese país.

Genera, desde luego, inquietudes sobre la concentración excesiva de poder en manos del gobierno. Esta jugada política, reminiscente de acciones históricas como las del mismísimo Hitler, nos plantea interrogantes sobre la preservación y pervivencia de los principios democráticos básicos.
Esta fórmula (vieja conocida) abre la puerta a la limitación de derechos y libertades ciudadanas, vaciando de contenido la base misma de la democracia.

Nos parece central preguntarnos si estas medidas extremas son proporcionadas y necesarias, o si buscan utilizarse para consolidar el poder en detrimento de la pluralidad y la rendición de cuentas propia de una democracia.

La historia nos enseña que las “emergencias económicas” pueden convertirse en herramientas para vaciar la democracia, y es crucial que la sociedad argentina se mantenga alerta ante los abusos de poder que seguro seguirán creciendo.

Un diálogo abierto y crítico es esencial para salvaguardar los principios democráticos y evitar que la emergencia se convierta en la regla y, peor aún, se convierta en un pretexto (demasiado obvio) para la concentración autoritaria de poder.

ad_whatsapp_canalad_whatsapp_canal
Sigue informándote