Jueves, Mayo 23, 2024
Jueves, Mayo 23, 2024
ad_andes
ad_andes_m

¿Monja o religiosa?: La mujer que fue encontrada dentro de una maleta en Ñuñoa

El cuerpo fue encontrado en la vía pública. Una mujer fue imputada por el caso, declarando que el cuerpo era de su amiga y lo guardó como parte de un pacto.

El esqueleto de un cuerpo dentro de una bolsa y una maleta, fue encontrado pasado el medio día de este lunes, en calles de la comuna de Ñuñoa, Región Metropolitana. Si bien, en un principio, se habló de presuntas monjas involucradas, luego se aclaró que el caso está relacionado con dos mujeres que han sido descritas como laicas consagradas.

Tales antecedentes, son parte de una investigación encabezada por la Fiscalía Oriente de la Región Metropolitana. Encabezan las diligencias, el fiscal Francisco Lanas, y el subprefecto Juan Fonseca, jefe de la Brigada de Homicidios Metropolitana.

Por un principio, las hipótesis relacionaron el hallazgo de la víctima con un nuevo caso del crimen organizado. Sin embargo, mediante el análisis de las cámaras de seguridad del lugar, los investigadores encontraron evidencia de una mujer de 80 años, quien durante la madrugada del lunes, dejó en aquel lugar una maleta.

Horas más tarde, se sabría que vivía en calle Los Jardines y sacó la maleta originalmente, era la religiosa Lorenza Ramírez Barrera. Dejando el cuerpo en descomposición en plena vía pública y a dos calles de su domicilio.

Un pacto entre “religiosas”

La policía ingresó primero a la casa en Los Jardines. La Brigada de Homicidios encontró guantes, ropa y algunos materiales usados para mover la maleta. Identificaron a la dueña de la casa, quien fue declarada como imputada y reveló por qué escondió el cuerpo.

Hay un pacto. Las mujeres que vivían aquí eran religiosas (…) Esta persona hizo un pacto con la fallecida hace un año y la mantuvo aquí por el cariño que le tenía —explicó Fonseca.

Asimismo, la mujer declaró que las dos eran amigas desde hace años. Se tenían mucho aprecio “y se comprometieron a no denunciarse si alguna fallecía”.

—Ella menciona este pacto diciendo que no se iban a denunciar y no iban a ser inscritas. Se cuidarían mutuamente hasta el final de sus días —añadió el detective.

Cabe mencionar que, según detalla biobiochile.cl, ninguna de ellas corresponde a monjas, sino que son laicas consagradas. Es decir, llamadas internamente por Dios para vivir una vida de caridad perfecta a través de la consagración.

Ni religiosa ni católica

Por su parte, el arzobispado de Santiago aclaró que tanto la persona fallecida encontrada en una bolsa en la vía pública de Ñuñoa, como la única imputada por este hecho, no tienen vínculos con la Iglesia Católica ni son religiosas.

Esta aclaración surge después de que, tras el descubrimiento de los restos humanos en la calle, se afirmara inicialmente que se trataba de una monja y luego de una persona laica pero parte de una comunidad religiosa.

“No es religiosa, ni pertenece a un instituto de vida consagrada de la iglesia católica. Su hija, sí es religiosa y vino desde Italia, hace poco tiempo para cuidarla”, afirmó el comunicado del Arzobispado.

Además, señaló que “en relación con la mujer fallecida, no tenemos registros de que sea religiosa o consagrada en esta Arquidiócesis”.

ad_whatsapp_canalad_whatsapp_canal
Sigue informándote