Jueves, Junio 13, 2024
Jueves, Junio 13, 2024
ad_andes
ad_andes_m

Universidad de los Andes: Estudiante se quitó la vida por acoso de tutoras en internado

La madre de la joven denunció la situación a través de Instagram. La Superintendencia de Educación Superior anunció que iniciarán una investigación al respecto.

A través de redes sociales, ayer se conoció el caso de Catalina Cayazaya, una joven que el pasado 16 de marzo se quitó la vida tras denunciar maltrato por parte de profesoras de la Universidad de los Andes. Fue la madre de la estudiante, Carolina Cors, quien hizo la denuncia en la cuenta Instagram @JusticiaxCatalina.

Mediante una carta, la madre compartió el desgarrador relato de cómo Catalina decidió quitarse la vida, luego de sufrir acoso y abuso por parte de sus tutoras de práctica. De este modo, detalló que su hija ingresó a la universidad el año 2017, gracias a una beca por su alto rendimiento académico.

Sin embargo, en el año 2022, tuvo que enfrentar un ambiente muy hostil durante su internado. “Un lugar donde está normalizado el maltrato a los internos en las carreras de la salud”, aseguró Cors.

Cabe mencionar, que la joven estudiante cursaba el quinto año de la carrera Terapia Ocupacional. Fue entonces cuando, según relató su madre, pasó de ser una estudiante alegre y enérgica a una persona sin esperanzas ni propósito vital.

Abrirán una investigación

Este miércoles, la casa de estudios, con sede en Las Condes, Región Metropolitana, publicó un comunicado en su cuenta de Instagram, donde anunció el inicio de una “exhaustiva investigación para determinar las eventuales responsabilidades”

Asimismo, mencionaron que revisarán “el sistema de prácticas y vínculos con los campos clínicos garantizar un ambiente seguro para sus estudiantes”. Por lo demás, rechazaron “cualquier tipo de maltrato”, asegurando que guardan un “compromiso de asegurar un ambiente de aprendizaje respetuoso y amable”.

De igual modo, la Superintendencia de Educación Superior (SES) anunció que enviará un oficio al plantel. Aunque no han recibido una denuncia o reclamo formal, indicaron que decidieron actuar por iniciativa propia “debido a la gravedad de la situación”.

“Tenemos que ver si los mecanismos que tiene la universidad para resolver estos conflictos son efectivos, si son capaces de tomar las medidas necesarias para revertir las situaciones que se han planteado, y si podemos ver alguna manera de evitar que este tipo de circunstancias vuelvan a ocurrir“, declaró en una entrevista de radio el superintendente de Educación Superior, José Miguel Salazar.

Igualmente, la autoridad de educación superior, señaló que la universidad podría enfrentar multas de hasta 10 mil UTM (alrededor de $650 millones de pesos), si se determina que infringió normas internas. El proceso de investigación y aplicación de sanciones puede llevar tiempo, pero se espera que arroje resultados este año.

ad_avisos_legalesad_avisos_legales
ad_whatsapp_canalad_whatsapp_canal
Sigue informándote