El Centro / Policial

Detenido la amenazaba con un arma de fuego

A la justicia imputado que violaba a hijastra

 El sujeto convivía desde hace 10 años con la madre de la víctima, quien realizó la denuncia ante la PDI

Periodista: Carlos Arias Mora | Fecha de Edición: 04-10-2013

 CURICÓ.- Dando cumplimiento a una orden verbal emanada desde el Juzgado de Garantía de Curicó, personal de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones (PDI) de esta ciudad, detuvo a un imputado que fue sorprendido violentando sexualmente a la hija de su conviviente.
La denuncia fue realizada por la propia madre de la víctima, quien descubrió al hombre -con quien sostenía una relación de pareja de 10 años- concretando el grave delito al interior de su domicilio, por lo cual, acudió de inmediato ante la policía civil.
Según explicó el subcomisario de la PDI, Cristian Merino, tras ser sorprendido, el individuo de 45 años amenazó con un arma a su pareja, afirmando que posteriormente se suicidaría, para luego huir en su vehículo particular, con destino hacia el sur, siendo posteriormente detenido por la policía en la localidad de Lontué.



ATAQUES SUCESIVOS
Merino agregó que según el relato entregado por la propia menor, el imputado -de profesión ingeniero civil industrial- la habría violado al menos en 30 oportunidades en un lapso de cinco meses, siempre bajo amenaza con un arma de fuego de su pertenencia, obligándola a mantener en secreto todo lo sucedido.
“Se estableció mediante testimonios que esta persona aprovechaba los instantes que se encontraba solo con la menor, en su domicilio particular, para violentarla sexualmente, para lo cual la amenazaba de muerte con un arma de fuego, una pistola calibre de nueve milímetros, que fue incautada por personal de Carabineros”, subrayó.
El detenido, que se negó a declarar, fue imputado por violación y quedó en prisión preventiva en la cárcel de Curicó, por decisión del Juzgado de Garantía de esta ciudad, con un plazo de cierre de investigación de tres meses. El fiscal especializado en investigar estos delitos, Andrés Gaete, explicó que el tribunal estimó que el caso criminal adquiría particular gravedad, sumado a la reiteración de atentados sexuales sufridos por la víctima. Por ello, se estableció que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.